El Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña ha confirmado siete brotes de coronavirus en Lleida que dejan alrededor de un centenar de personas contagiadas, en su mayoría son asintomáticas.

La gerente de la Región Sanitaria de Lleida, Alto Pirineo y Aran, Divina Farreny, ha explicado que los brotes se localizan en dos residencias (una de ellas de la tercera edad donde se detectó el brote la semana pasada con 18 casos positivos entre residentes y trabajadores), en tres empresas del sector frutícola, una agroalimentaria y una comunidad de vecinos de Lleida ciudad.

No obstante, Farreny ha explicado que todavía estudian las causas de los brotes y que las cifras podrían cambiar en pocas horas porque los datos "están vivos".

El foco en una de las residencias, controlado

Los 18 casos positivos detectados en la residencia de la tercera edad la semana pasada (13 residentes y 5 trabajadores) no han ido en aumento, por lo que Salud ha confirmado que por el momento, "el foco está controlado".

La segunda residencia es un centro denominado "verde", que no había tenido ningún caso de coronavirus durante el estado de alarma. Las primeras informaciones de Salud apuntan que habría dos trabajadores y un usuario contagiados por COVID-19.

Habilitan otro hotel para guardar cuarentena

El Hotel Rambla de Lleida y la granja escuela La Manreana de Juneda se habilitaron la semana pasada para acoger a personas contagiadas o sospechosas de contagio para que pudiesen guardar la cuarentena necesaria. En total son 99 personas en aislamiento, de los cuales, 64 han dado positivo.

Ahora se ha habilitado el Hotel Nastasi de Lleida para acoger a más personas con síntomas o positivos. Previsiblemente mañana podrá estar disponible para la atención de las personas infectadas y contará con un refuerzo sanitario aportado por la atención primaria del Instituto Catalán de la Salud (ICS).

Por otra parte, la Generalitat también trabaja en el foco detectado en la Vall d’Aran que al parecer se originó en una barbacoa celebrada a mediados de junio y a la que asistieron 16 personas, ocho de las cuales resultaron contagiadas.

Farreny también ha explicado que del 21 al 27 de junio en la Región Sanitaria de Lleida se han confirmado 251 nuevos positivos, y casi la mitad son asintomáticos. La gerente ha explicado que los protocolos que siguen hasta ahora están funcionando y que seguirán detectando y aislando los nuevos casos con los mismos procedimientos.