Quienes llegan desde países de riesgo por coronavirus tienen que presentar desde hoy, lunes, una prueba PCR negativa para poder entrar en España.

La entrada en vigor de esta medida afecta, de momento, a los viajeros procedentes de 65 zonas consideradas de riesgo, según la última actualización del Ministerio de Sanidad. La prueba deben habérsela realizado en las 72 horas previas.

Un trámite que, aunque engorroso, "vale la pena", según defiende una de las primeras turistas llegadas este lunes al Aeropuerto de Barajas, tras someterse a la PCR en Suiza para poder viajar a Madrid y, posteriormente, a Tenerife.

"Todo está muy organizado", señala esta viajera, que ha tenido que hacerse la prueba dos veces para cumplir el requisito. "Nos dijeron que tenía que tener 72 horas antes, me equivoqué un día y tuve que hacerlo dos veces", explica.

"Es importante, así nos cuidamos todos", defiende, no obstante. En su caso, la prueba le ha costado 181 francos (unos 167 euros), más de la mitad de lo que le ha costado el propio vuelo. "Es un poco caro", admite, aunque insiste en que, en su opinión, merece la pena. "Pago el precio porque estamos seguros", asevera.