Gemma Alcalá, mujer del excomisario José Manuel Villarejo, ha sido puesta en libertad, según ha podido saber laSexta, después de ser detenida el pasado 24 de octubre en el marco de una operación ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón en la que se investiga la venta de secretos de Estado.

Fuentes jurídicas a laSexta confirman que García-Castellón ha acordado la prisión incondicional y comunicada para el abogado Alfonso Pazos y libertad con medidas cautelares (retirada pasaporte, comparecencias quincenales y prohibición de abandonar el país) para los otros tres detenidos, entre ellos Gemma Alcalá. La Fiscalía Anticorrupción, no obstante, ha pedido el ingreso en prisión de Alcalá por riesgo de fuga.

Además de a Gemma Alcalá, la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional detuvo a otras cuatro personas del entorno del excomisario. A todos ellos se les acusa de los delitos de organización criminal, infidelidad en la custodia de documentos y revelación de secretos.

En la investigación sobre las escuchas y actividades ilegales de Villarejo que lleva a cabo el juez García Castellón en el marco de la pieza 28 del caso Tándem, aparece en repetidas ocasiones el nombre de Alcalá.