"España puede volver a conseguirlo". Es la nota esperanzadora con la que Pedro Sánchez ha querido concluir su balance del primer año del Gobierno de coalición, en el que el país -y el mundo- se ha visto golpeado por la pandemia de coronavirus.

En su intervención de este martes, en la que ha presentado el informe de rendición de cuentas de su Ejecutivo, el presidente se ha referido a Araceli Hidalgo, la primera mujer española en vacunarse en nuestro país, y la generación que, a sus 96 años, ella representa.

"Este último domingo se vacunó la primera mujer española contra el COVID-19, Araceli Rosario Hidalgo", ha comenzado Sánchez. "Araceli nació en 1924. Araceli vino al mundo en un país atrasado donde el acceso al agua corriente era un lujo", ha agregado el líder socialista, que asimismo ha recordado "los jornales de miseria" y las "condiciones laborales penosas" de principios del siglo XX.

"Entonces la mitad de la población en nuestro país era analfabeta, 14 de cada 100 niños nacidos a la misma vez que Araceli murieron antes de cumplir dos años", ha añadido, recordando cómo, en aquella época, "las mujeres debían tener autorización de un hombre hasta incluso para vender sus propiedades".

"Ese era el punto de partida de los nacidos en el año 1924", ha agregado Sánchez, que se ha referido a la generación de Araceli Hidalgo como una "que ha visto a nueve papas, a 17 presidentes estadounidenses, que ha visto y ha sufrido las consecuencias de una guerra mundial, otra guerra civil, dos dictaduras" y "media docena de crisis de presiones económicas".

"Desde hace 42 años, Araceli y la generación que ella representa viven en una nación plenamente democrática, que crece, que prospera, que cuenta con servicios públicos que protegen a todos y construyen país", ha celebrado el presidente, que ha sostenido que España es ahora "un país democrático, un país europeo, de mujeres cada vez menos sujetas a discriminación".

"España puede volver a conseguirlo, ya lo está empezando a conseguir de hecho", ha aseverado el presidente, en alusión a la crisis de la pandemia, asegurando que "tenemos la fuerza y el talento" para ello. "Solo necesitamos dos cosas, confianza y la esperanza para lograrlo", ha concluido.