El PSOE finalmente mantendrá la alcaldía de Ibiza tras el recuento definitivo de los votos de las elecciones municipales, después de un domingo electoral en el que, en principio, los socialistas habían perdido frente al PP.

Los populares obtuvieron siete concejales, frente a los seis del PSOE, pero tras recontar los sufragios y corregir errores, la configuración del ayuntamiento ibicenco ha sufrido una metamorfosis radical, con tres partidos que pierden sus concejales.

Tres ediles que ganan los socialistas, hasta sumar nueve, por lo que podrán seguir gobernando en la ciudad de Ibiza con el apoyo de Podemos. Por su parte, Vox, Propuesta por Eivissa y Ara pierden su representación.

"Muchos votos no cuadraban con el resultado", explica el actual alcalde, Rafa Ruiz, que podrá repetir en el cargo.

El PSOE gana un edil en León, pero no suma

Una situación parecida se ha vivido en León, donde La Junta Electoral de Zona ha llevado a cabo un nuevo recuento de votos que finalmente ha cambiado el resultado de las elecciones municipales, aunque no ha sido suficiente para dar la alcaldía al PSOE.

Tras el recuento por un fallo en el escrutinio, el partido de extrema derecha Vox ha perdido un concejal en favor del PSOE, aunque esto no ha sido suficiente para que la izquierda pueda gobernar la ciudad.

Los primeros datos del escrutinio daban un empate entre el PP y el PSOE, ambos con nueve ediles. En esta coyuntura, los populares podrían pactar con Ciudadanos (que tiene cuatro concejales) y Vox (dos) para gobernar.

Tras el nuevo escrutinio, las derechas siguen sumando ya que Vox no ha perdido toda la representación en el consistorio y ha logrado resistir por encima del 5% de los votos y mantener su escaño por 78 papeletas.