Imágenes controvertidas de la actuación de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado durante las protestas en Cataluña contra la sentencia del procés han levantado mucha polémica en las redes sociales.

Una de ellas ocurre en un comercio de Barcelona. Se levanta la persiana metálica del local y en su interior más de una decena de encapuchados esperan a que la Policía Nacional asegure la zona. Después, les invitan a salir rápidamente ante los gritos de quienes graban estas imágenes.

Manu Marlasca, jefe de Investigación de laSexta, explica que los que aparecen en el vídeo son policías vestidos de paisano: "Lo que pasa en las imágenes es que varios agentes habían procedido a la detención de un CDR y se dan cuenta de que hay otros CDRs que han visto esa detención, por lo que buscan refugio en una tienda".

Otras imágenes han indignado aún más. En ellas se ve a un grupo de jóvenes que se encuentran tomando algo en una terraza situada entre las calles Bruc y Gran Vía. En ese momento llega un grupo de Mossos d'Esquadra, y tras una primera ojeada, les golpean sin aparente justificación, provocando el pánico entre el resto de clientes.

Carlos Quílez, experto en seguridad de laSexta, señala que "estamos ante un error manifiesto". "Alguien de estos policías camuflados habrían informado de la presencia de un líder alborotador que se encontraría en esa zona, en concreto en esa terraza. Se produce un uso de la fuerza absolutamente ilógico y desmesurado".

Son actuaciones que instituciones y ciudadanos están examinando con lupa. Ejemplo de ello, el anuncio de el Govern, que asegura que se ha "abierto la evaluación más grande de un operativo" en referencia a la actuación de los Mossos d'Esquadra durante los disturbios tras la sentencia del procés.