Las redes sociales han difundido una fotografía del ministro de Sanidad en un andén de la estación Sants, en Barcelona, sin mascarilla, lo cual ha suscitado multitud de reacciones criticando la imagen.

'La Vanguardia' aclara que la polémica imagen se trata, en realidad, de un momento concreto en el que Salvador Illa se quitó la mascarilla para realizarse una fotografía durante su entrevista. Es más, desde el diario aseguran que fueron ellos quienes se lo pidieron al ministro, quien aceptó tan solo un instante y recalcó que tenía que llevarla tanto por convencimiento como para dar ejemplo.

Fuentes del entorno de Salvador Illa coinciden al asegurar a laSexta que el ministro llevó la mascarilla todo el tiempo y que únicamente se la quitó de forma puntual para la fotografía.

El propio Illa ha compartido en su cuenta personal de Twitter imágenes de la entrevista donde se puede ver cómo el ministro lleva mascarilla, prácticamente, todo el tiempo.

 

Por su parte, Toni Cantó ha sido uno de los internautas que en las últimas horas ha querido mostrar su indignación por la imagen. El político de Ciudadanos ha compartido la instantánea con el siguiente texto: "Como medida de seguridad y de prevención contra el COVID-19 es obligatorio el uso de mascarillas en espacios al aire libre y en los transportes públicos de viajeros. A no ser que seas Ministro, claro...".