Rajoy se marcha del Consejo Europeo con los apoyos de Europa bien atados. La primera ministra británica ha hablado con el presidente del Gobierno sobre el tema catalán, pero su mensaje en rueda de prensa, ha sido para Puigdemont. "La postura de Reino Unido es clara, creemos que la gente debe respetar la legalidad y la CE", afirmaba Theresa May.

La postura menos clara era la de Bélgica tras proponer su primer ministro una mediación internacional, pero en la última jornada no se ha visto ni rastro de tensión entre Rajoy y el primer ministro belga. Antes, González Pons justificaba que el belga "debe su puesto a los independentistas de Flandes".

Los líderes europeos muestran su apoyo al Gobierno español y el presidente del Consejo descartó una mediación en Cataluña. "No se puede negar que la situación en España es preocupante pero Estados e instituciones de la UE tienen claro que no hay lugar para ningún tipo de mediación", declaró Tusk.

Terminado el Consejo Europeo, la muestra de respaldo total de Europa se escenifica con el premio princesa de Asturias. En Oviedo, el presidente del Parlamento Europeo, junto al rey, espera al presidente del Consejo y el de la Comisión para recoger ante la presencia por primera vez de Rajoy en estos premios.