Estas discrepancias políticas podrían deberse al desacuerdo de Espinar por la ruptura del partido con Íñigo Errejón, con la plataforma Más Madrid, y que por tanto Ramón Espinar estuviese por la labor de trabajar y tender puentes para ir en esa candidatura conjunta con Errejón.

La otra posibilidad sería que la dirección del partido ya estuviera trabajando en otra candidatura para la Comunidad de Madrid, y que ésta no estuviera encabezada por Espinar.

Se convierte en un golpe político muy fuerte para la dirección de Podemos porque Espinar es, sin duda, uno de los secretarios generales territoriales más cercano al líder de Podemos.

"He presentado mi dimisión como secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid. También dejo mi escaño en la Asamblea de Madrid y a la portavocía del Senado. Participar en un proyecto político implica compartir valores, ideas, y ponerlas en marcha. Liderarlo es un ejercicio de responsabilidad que implica proponer rumbo y dirigir el esfuerzo colectivo", ha dicho Ramón Espinar en una carta publicada en su Twitter.

Por esta razón, continúa Espinar en la carta, No obstante, ha señalado el ahora exsecretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, seguirá "participando en política, militando en Podemos y a disposición de todos los compañeros y compañeras". Espinar ha aprovechado para subrayar la necesidad de un proyecto como Podemos, "de futuro para todos, y eso no termina con uno u otro dirigente la frente".

Espinar ha concluido sus explicaciones agradeciendo "el trabajo de quienes han compartido" con él esta experiencia y desea suerte a sus sucesores: "Ojalá quienes siguen en tareas de dirección sean capaces".