La Fiscalía de Madrid presentó en el Juzgado decano de Instrucción de la capital una denuncia por un delito de coacciones contra miembros de Ciudadanos que participaron en la marcha del Orgullo celebrada el pasado seis de julio.

Varias personas protagonizaron un escrache y algunos dirigentes de la formación naranja fueron evacuados y tuvieron que abandonar la manifestación.

Sin embargo, Fiscalía ha pedido que se archive la denuncia porque la Policía no ha podido identificar a ninguna de las personas que protagonizaron esos insultos y amenazas contra los políticos. Ante el desconocimiento de quiénes fueron los "autores", el Ministerio Público ha pedido al juez "el sobreseimiento provisional de la causa".

Las diligencias de investigación penal se iniciaron a raíz de denuncia presentada ante la Fiscalía General del Estado por el entonces líder de Cs Albert Rivera en relación a la marcha del Orgullo LGTBI, por si los insultos y amenazas que tuvieron lugar en la misma contra los miembros de Ciudadanos pudieran ser constitutivos de los delitos de amenazas, injurias o contra los derechos fundamentales.

Se adjuntaron en la denuncia imágenes de la manifestación y enlaces a vídeos emitidos en televisión y redes sociales. Los autores de los hechos denunciados portaban pancartas con los lemas 'CiudaVox', haciendo referencia a la unión de las siglas de los partidos políticos Ciudadanos y Vox; 'El Orgullo no se vende. Capitalismo es LGTBIfobia', 'Subrógate tú' o 'El Cuento de Le Ciudadane'.