La Fiscalía suiza ha incluido en sus investigaciones sobre las cuentas del rey Juan Carlos una mansión de lujo de Corinna Larsen situada en Shropshire, Inglaterra. Un inmueble que, según publica 'El País', fue adquirido por la amiga del emérito en el año 2015 por 6,7 millones de euros.

Esta lujosa casa figura a nombre de una fundación panameña cuyo beneficiario es el hijo de 18 años de Corinna Larsen. Ella misma ha confesado al fiscal que Dante Canónica, gestor de Juan Carlos I, diseñó y creó esta estructura para que pudiera adquirir la vivienda.

La propiedad Chyknell Hall Estate tiene 81 hectáreas y se encuentra en un entorno de máxima privacidad. Cuenta con 11 dormitorios, biblioteca, establos, piscina y pistas de tenis y críquet, entre otros servicios. Asimismo, dentro del recinto hay cinco casas de campo más.

El motivo por el que el fiscal de Ginebra Yves Bertossa ha puesto el foco en esta propiedad es que su compra se llevó a cabo después de que Corinna recibiera, en el año 2012, los 65 millones de la donación del rey Juan Carlos.

Según la declaración de la empresaria alemana, a la que ha tenido acceso 'El País', esta adquirió el inmueble por seis millones de libras (unos 6,6 millones de euros). "La adquisición se hizo con un préstamo de Solare a favor de Honeybird Corporation. Adquirí esta mansión a través de un 'trust', cuyo beneficiario era mi hijo", ha destacado la examiga del rey.

Además, Larsen explicó ante el fiscal suizo que creó una nueva fundación en Panamá porque, al adquirir su hijo la nacionalidad británica, "hizo falta modificar un poco" la estructura administrativa de la propiedad.