Un juzgado de Reus ha incoado diligencias y preguntado a la Fiscalía si debe investigar unas declaraciones realizadas por los dirigentes de Vox Santiago Abascal e Iván Espinosa de los Monteros en las que relacionaban a los extranjeros con la violencia sexual.

En concreto, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de la citada ciudad incoa diligencias por un posible delito de injurias, por unas declaraciones vertidas por Abascal durante un debate electoral, en el que relacionó las violaciones en grupo con la inmigración.

El presidente de la formación de extrema derecha aseguró que "ha habido más de 100 manadas en España y el 70% de quienes están imputados son extranjeros". Una afirmación que es falsa, ya que no existen datos que demuestren que el 70% de los violadores en grupo procesados sean extranjeros.

En cuanto a Espinosa de los Monteros, este aseguró que un extranjero es tres veces más propenso a violar que un español.

El juez, a raíz de la denuncia de una asociación de inmigrantes, ha preguntado a la Fiscalía si hay posible delito en las declaraciones de ambos.