La exgerente de la Fundación Arpegio señala directamente a Francisco Granados como la fuente de la que brotaban todos los proyectos que acometían: "O del entorno del señor Granados porque a mí no me llamaba todos los días pero si su gabinete" explica Carmen Plata.


En realidad, nada nuevo ya que una extrabajadora ya la definió como el chiringuito de Esperanza Aguirre y Francisco Granados: "Esto era un chiringuito que estaba montado para hacer favores políticos, favores personales" dijo Elisa de la Nuez.


Gastos como 70.000 euros en un foro para impulsar la candidatura al nobel de Vargas Llosa, uno de los referentes intelectuales de Aguirre. Una cantidad que nunca llegó a los organizadores ya que el dinero desapareció sin dejar rastro.

140.000 euros públicos se gastó la Fundación Arpegio en comprar entradas para el concierto 'Night of the promis'. La beneficiaria, Waiter Music, una empresa nuclear en la trama Púnica. También se pagaron 250.000 en una web sin apenas actividad y la consejería de López Viejo, imputado en la Gürtel, recibió medio millón de euros de Arpegio para proyectos que nadie parece conocer.

La lista es muy larga: en total, más de diez millones de euros que se les han evaporado a los madrileños.