La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha reprochado hoy al líder del PP, Pablo Casado, que haya "utilizado" el dolor por el crimen de Laura Luelmo para hacer "hacer política de muy bajo nivel" con su reivindicación de la prisión permanente revisable en la sesión de control.

Calvo ha asegurado que es "inexplicable" esa forma de aprovechar "de manera absolutamente improcedente" un asunto tan grave como el asesinato de una mujer y ha acusado a Casado de intentar confundir, porque la prisión permanente revisable es un instrumento ya existente y no ha servido para evitar el crimen.

"El Gobierno no va derogar la prisión permanente revisable, está en vigor y no ha evitado el asesinato de Laura", ha explicado Calvo, quien además ha puntualizado que el PSOE va a esperar a que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre si la medida tiene cabida dentro del orden constitucional.

Calvo ha reiterado que no le parece procedente es la utilización "constante" por parte del Partido Popular de este instrumento penal porque muchos ciudadanos y ciudadanas pueden pensar que no existe, lo que "es confundir" y provoca "mucha angustia", ha advertido.

La vicepresidenta ha recordado que el Ejecutivo está trabajando en una reforma del Código Penal y que llevará a una "definición clara" de lo que es agresión y violación y también un agravamiento de las penas, ha explicado.

Además de esta reforma, el Gobierno se plantea la forma de afrontar estos "gravísimos delitos" en el que los condenados continúan siendo peligrosos tras el cumplimiento de las penas. Se trata de "tener garantías de vigilancia sobre la libertad de estas personas", una medida que ya está recogida en el artículo 106 del Código Penal, pero que nadie se ha encargado de hacer más efectiva, según Calvo.