Ada Colau acusa al Gobierno de obstaculizar que el Palau de la Música actúe judicialmente contra la antigua Convergència. El consorcio del Palau se reunió el viernes para decidir qué hacer, pero el Ministerio de Cultura se ausentó permitiendo que el Govern decidiera no ejercer de acusación particular. "Veo cierta complicidad para taparse las vergüenzas entre el PP y el PDECat", señala Antonio Hernando.

Lo grave del asunto, según la oposición es que al no personarse, el Palau no puede recuperar los 6,6 millones de euros que se desviaron, presuntamente de sus arcas a las de la extinta Convergència Democràtica de Cataluña. "Parece que vuelve a haber 'pasteleo' entre PP y Convergència con la corrupción", apuntaba Albert Rivera.

Rivera habla de pasteleo, y Xavier Domènech apunta incluso hacia donde van sus sospechas: "Esperamos que no haya una relación de causa-efecto entre que haya un apoyo de CDC al decreto de la estiba y la ausencia del Gobierno en la decisión de que el Palau se personase contra CDC".

La investigación judicial arroja pruebas sólidas sobre la culpabilidad de Convergència, postura que defiende la Fiscalía. Por eso, Colau ha pedido a Puigdemont una reunión de urgencia del Consorcio para que se replanteen su postura.