Madrid ha solicitado formalmente el paso a la fase 1 de desescalada. Las cifras de contagios y de fallecimientos por coronavirus han mejorado las últimas semanas, pero los sindicatos médicos denuncian que la atención primaria, clave en la desescalada, aún no está a pleno rendimiento. El problema: persiste la falta de médicos y la precariedad con la que trabajan.

Los sindicatos médicos piden paciencia para avanzar en las fases y recuerdan que, a pocos días de la fecha tope que se había dado de tope la Comunidad de Madrid para la renovación de los contratos de los médicos empleados para hacer frente a la crisis, estas renovaciones aún no han sido firmadas.

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, anunció el pasado 11 de marzo un refuerzo de la sanidad madrileña y durante estos dos meses ha repetido que todos los médicos que se han incorporado a la sanidad madrileña continuarán trabajando, al menos hasta diciembre.

Contrataciones totalmente necesarias

Sin embargo, desde CSIF y Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) señalan que aún están esperando los contratos y que no saben qué va a pasar, pero recuerdan que las contrataciones son totalmente necesarias si la Comunidad de Madrid quiere pasar de fase, ya que que supondrían un refuerzo real de la atención primaria. Clave si se quiere avanzar.

Patricia González, portavoz de CSIF, destaca que algunos centros "siguen cerrados, siguen con el seguimiento telefónico pero no funcionan al 100%". Mientras que Alicia Martín, de AMYTS destaca que el aumento de de personal en las residencias de mayores también es otro punto básico.