Ante la decisión del Gobierno de limitar la actividad económica a lo esencial, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha señalado que "la actividad económica no tiene por qué estar reñida con el tema sanitario".

En este sentido, ha apuntado que lo que dijeron fue "que se tomaran las medidas que se tuvieran que tomar", pero que no "podían compartir" o "dar el visto bueno" pues representan a "dos millones de empresas y más de un millón de autónomos".

"Cuando levantemos el cerco dentro de tres semanas o cuatro, esperemos que sea así, tendremos que tener un plan para ver cómo levantamos este país", ha añadido Garamendi.

Por otro lado, el presidente de la CEOE ha acusado al Gobierno de aprobar el parón con "cierta precipitación" y sin consultar a la patronal.

Así lo ha indicado en una entrevista en 'RNE', en la que ha explicado que hasta la medianoche de ayer no se conocieron los sectores a los que afectaba este parón, lo que dificulta la aplicación en las compañías en las que, incluso, ya habían comenzado a trabajar los turnos de noche.

"Hombre, pensamos que cierta precipitación hay en el asunto", ha expresado Garamendi, quien ha asegurado que "se les podría haber consultado cómo se podía hacer, de qué manera", porque "de empresas, de gestión, de economía, sabemos un poquito".

Asimismo, ha descartado que el permiso retribuido genere problemas con los sindicatos y ha puesto el foco en la pérdida de producción de empresas industriales que deben entregar productos en el extranjero y a las que este parón va traer consecuencias en su facturación y en la confianza de sus clientes.

Respecto a la prohibición del despido por causas objetivas durante la crisis del COVID-19, el presidente de la CEOE ha apuntado que "si te han hecho un cierre gubernamental, que puede ser justificado, y a la vez te prohíben despedir, lo único que te queda es cerrar. La economía es la que es y si no hay ingresos es muy difícil que puedas pagar".

"Si el país está parado, habrá paro, pero no será porque las empresas quieran despedir a gente sino porque nos empobrezcamos", ha insistido.

En este sentido, Garamendi ha advertido en 'Onda Cero' de que "como paremos absolutamente toda actividad" va a derivar en un problema social. "Es prácticamente una utopía, hay que pagar los impuestos, que en gran medida lo pagan las empresas", ha destacado, criticando que se esté cargando sobre la empresa privada.