La abogada de Josep Lluís Trapero, Olga Tubau, ha roto llorar por la emoción al hacer el informe final en el juicio al el exmayor de los Mossos d'Esquadra en la Audiencia Nacional en el que ha pedido que no se cargue sobre él la "impotencia" y el "egoísmo" del Estado.

"Un ciudadano de un pueblo libre no debe expiar las faltas que no son suyas ni ser victima de la impotencia del egoísmo del Estado... Y esto es algo que los tribunales pueden evitar. Les pido que lo eviten con la sentencia absolutoria", alegaba la magistrada entre lágrimas, recordando las palabras de Manuel Alonso Martínez, padre de la Constitución de 1876.

Tras este momento se ha hecho un receso y ha pedido disculpas por el "espectáculo lamentable".

Tubau ha defendido durante la sesión que Trapero "ninguna voluntad de desobedecer", pese a las discrepancias que mantenía con el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos.

También ha manifestado que el cuerpo dejó claro antes del 1 de octubre que cumpliría con las órdenes judiciales: "Si alguien de Cataluña creyó que los Mossos apoyarían el referéndum y el 'procés' es que estaba tomando sus deseos por realidades", ha explicado en la exposición final.

La magistrada asimismo, ha señalado que "no se puede llegar a la conclusión de que hubo desatención maliciosa y dolosa por delito de desobediencia", y se apoya en la reunión que pidió el 1 de octubre con la magistrada Mercedes Armas. "A nadie le cabe la duda que si a la magistrada Armas, de talante riguroso y profesional, cuando Trapero está allí, hubiera activado todos los mecanismos para revertir toda esa voluntad de incumplir... y no lo hace".

Quien no ha hecho uso de su último turno de palabra ha sido Josep Lluis Trapero, que no ha querido realizar ningún alegato en el cierre de un juicio que ya queda visto para sentencia.

Carga contra Pérez de los Cobos

La abogada de Trapero, ha cargado contra el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, del que ha descalificado su labor como coordinador del dispositivo policial para el referéndum independentista del 1 de octubre de 2017. Considera así que el "fallo" en la actuación fue de los tres cuerpos desplegados: policía autonómica, Policía Nacional e Instituto Armado.

Tibau ha puesto en duda el testimonio de Pérez de los Cobos en el juicio, cuando afirmó que actuó como mero coordinador y no de mando y que desconfiaba de Trapero antes del día de la votación.

El tribunal ha dejado visto para sentencia el juicio, en el que la Fiscalía pide 10 años de prisión por sedición para Trapero, o 60.000 euros de multa e inhabilitación por desobediencia. La defensa del exmayor de los Mossos busca su absolución y ha defendido que la actuación de Trapero demuestra una "absoluta sujeción" del mayor a las órdenes judiciales de impedir el referéndum ilegal.