La exhumación de Franco se enfrenta a un nuevo obstáculo. Un juzgado de Madrid ha suspendido el informe urbanístico necesario para exhumar al dictador del Valle de los Caídos.

El proceso se ha paralizado tras la demanda de un particular. El juez argumenta que faltan medidas de seguridad e incide en el riesgo "evidente", dice, de llevar a cabo las obras. "No hace falta ser arquitecto, ingeniero ni maestro de obras para percatarse de que es algo complicado, difícil de manejar, y por tanto peligroso", apunta el auto.

Para ello, hace referencia a un informe, de dos arquitectos, que pone en duda la obra por la magnitud de la cripta. "El movimiento de la losa de piedra, que ha que recordar que es de 2.000 kilos de peso aproximadamente, puede desestabilizar el conjunto, al menos en la autorizada opinión de dos profesionales en la matería", indica el juzgado.

Desde el Gobierno hablan de "obstruccionismo" de la familia Franco. Aseguran que estudiaran la medida y recuerdan que ya se han desestimado hasta siete recursos

PP y Ciudadanos insisten en que este proceso es innecesario. En Podemos, lamentan este nuevo retraso. "Un juez no puede ponerse por encima de ese recuerdo, de esa memoria", afirma Gloria Elizo, diputada de Podemos en el Congreso.

Este revés llega cerca dos semanas después que el Gobierno aprobara uno de los últimos trámites para exhumar a Franco.