El Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG) ha rechazado autorizar que ciertos establecimientos tengan la obligación de pedir a los clientes el certificado COVID.

La Justicia gallega deniega así, menos de 24 horas después, la petición que la Xunta presentó este viernes, tras declarar la víspera que el uso del certificado para acceder al interior de los locales de hostelería y ocio nocturno carecía de vigencia por no contar con autorización judicial.

Ahora, el TSXG ha rechazado oficialmente esta medida al notificar este sábado la parte dispositiva del auto, cuyo contenido íntegro se dará a conocer en los próximos días.

 

Con esta decisión judicial, Galicia se suma a las comunidades donde los tribunales han desautorizado el uso del conocido como 'pasaporte COVID' para esta finalidad, como ha ocurrido en Andalucía, Cantabria y Canarias.

De esta forma, a las 00:00 horas del próximo martes entrará en vigor en Galicia un plan alternativo con restricciones ya conocidas, que supone el retorno de los aforos previstos antes de la utilización del certificado.

Así, en el supuesto más desfavorable de afectación por COVID-19, en lugar del aforo al 30%, se maneja el cierre del sector hostelero en los municipios con peores datos epidemiológicos. En la actualidad, solo estaría afectada la localidad de O Grove (Pontevedra).

En el siguiente nivel de riesgo, en el que se encuentran ahora mismo 54 núcleos -entre ellos las ciudades de A Coruña, Ferrol, Vigo, Pontevedra y Lugo- se pasará del aforo en interiores del 50% previsto con el certificado COVID al 30% sin él.

En cuanto al ocio nocturno, el tope en el interior de los niveles medio (69 localidades) y medio bajo (189) pasará del 50 % previsto con la exigencia de certificado al 30%.