El Ministerio de Justicia ha solicitado al Registro Civil un registro de todos los fallecimientos que se han producido en España desde el día en el que se decretó el estado de alarma por coronavirus.

Según ha informado el Ministerio en un documento al que ha tenido acceso laSexta, "se hace preciso tener perfectamente definido el número de defunciones y los lugares en las que éstas se producen, con el mayor grado de exactitud posible".

El motivo, según reconoce el Ejecutivo, es que "el aumento en el número de defunciones" unido a la "reducción del personal de los Registros civiles" hace que no sea posible "tener actualizada a diario la plataforma Inforeg".

"Es la única forma de poder ofrecer a los ciudadanos una información veraz, contrastada y lo más objetiva posible, que permitirá también a las autoridades sanitarias poner el foco en aquellos lugares donde los índices de mortalidad se han visto incrementados", ha añadido el Ejecutivo en el comunicado.

Asegura que "todos los Registros civiles remitirán una vez finalizada su jornada laboral, una relación del número de defunciones, número de licencias de enterramiento que se han concedido y el lugar de la defunción, especificando la localidad y si la misma se ha producido en un hospital, residencia o vivienda habitual".

Sin embargo, fuentes del Ministerio de Justicia a laSexta recalcan que la función de los registros civiles no es la de contar muertos sino la de expedir licencias de enterramiento. Además, por la Ley de Protección de Datos, en el registro no consta la causa de fallecimiento, por lo que son las autoridades sanitarias (Ministerio y comunidades autónomas) las que tienen que determinar si los fallecimientos se deben al coronavirus.

El retraso en la actualización de datos, según Justicia, se está produciendo en grandes ciudades como Madrid y Barcelona. En la capital se han llegado a expedir 380 licencias de enterramiento al día y la plantilla de funcionarios ha bajado desde que se declaró el Estado de Alarma de 160 a 14.