El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha procesado por segunda vez a la presidenta del Parlament, Laura Borràs, por presunto fraude en contratos cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC), con lo que queda a un paso de juicio a la espera de los escritos de las partes.

En el auto, al que ha tenido acceso laSexta, el tribunal cierra la instrucción de la causa y procesa a Borràs y a tres sospechosos más por los presuntos delitos de prevaricación, fraude, falsedad documental y malversación continuada cuando Borràs era directora del Institut de les Lletres Catalanes.

El instructor ya les había procesado en marzo pero Borràs recurrió la decisión alegando que se había vulnerado su derecho de defensa: el tribunal estimó el recurso y retomó la instrucción, y ahora, tras haber hecho nuevos interrogatorios, la da por terminada otra vez.

Según el juez, los indicios en este procedimiento "evidenciarían" que Borrás "abusó" de sus funciones como directora de la ILC, dictando "resoluciones injustas" para adjudicar 18 contratos menores, "con plena conciencia" de que "entraban en contradicción con las exigencias de la legislación reguladora de los contratos del sector público", para "favorecer" a su amigo, el también acusado Isaías H.

En su resolución, que se puede recurrir, el juez da diez días a la Fiscalía para que solicite la apertura de juicio oral mediante su escrito de acusación. De hecho, el magistrado ya acordó el pasado 14 de marzo dejar a un paso de juicio a Borràs, a su amigo Isaías H. y a otras dos personas investigadas en la causa: Andreu P., que facilitó sus datos fiscales para presentar los presupuestos y facturas de los trabajos que haría el amigo de la actual presidenta del Parlament, así como Roger E., trabajador de la Institució que supuestamente facilitó la contratación irregular de los 18 proyectos, que sumaron 330.442 euros.