Junts per Catalunya elabora este lunes la pregunta que someterá a sus bases en una consulta que se celebrará los próximos días 6 y 7 de octubre para decidir si salir o no del Govern. Lo hace sin haber conseguido ni un solo avance en la negociación con ERC y la continuidad del Govern pendiendo de un hilo.

Pese a que el president de la Generalitat, Pere Aragonès, y el secretario general de Junts, Jordi Turull, se han reunido este domingo, las conversaciones no han dado frutos y se mantiene el bloqueo entre los socios del Govern. Cabe señalar que Junts había fijado este domingo como fecha límite para tratar de rehacer la crisis.

Así las cosas, cuando vence el margen dado por Junts para negociar con ERC, el Govern parece abocado a una ruptura si no hay un giro 'in extremis'.

El procedimiento marcado por Junts al inicio de esta crisis con sus socios pasa ahora por elaborar la pregunta con la que su militancia decidirá el futuro del Ejecutivo. Una consulta que se desarrollará entre el jueves y el viernes de esta misma semana.

¿Qué pide Junts a ERC?

Tras el cese de Jordi Puigneró como vicepresidente de la Generalitat, la Ejecutiva de Junts decidió dar de plazo hasta el domingo para explorar una negociación con Aragonès.

Además de la restitución de Puigneró, la propuesta de Junts pide constituir un espacio de dirección estratégica independentista coordinada por el Consell de la República, que Junts pueda decidir su delegación de la mesa de diálogo, y negociar conjuntamente con ERC los Presupuestos Generales del Estado (PGE), tres condiciones que el presidente ha descartado desde el viernes por la noche.

Aragonès asegura que estas peticiones son "inasumibles" y cree que la propuesta de sus socios está hecha para que no haya acuerdo.