El diputado preso de ERC Oriol Junqueras ha tomado posesión de su escaño al prometer su cargo "por el compromiso republicano y como preso político". "Por imperativo legal, sí prometo", ha concluido Junqueras en catalán, utilizando una fórmula diferente a la que han empleado los otros tres diputados encarcelados por el 'procés', de Junts per Catalunya.

Tanto Jordi Turull como Josep Rull y Jordi Sànchez, también en catalán, han prometido su cargo "por imperativo legal y por la lealtad al mandato democrático del 1 de octubre y al pueblo de Cataluña".

Para impedir que se les escuchara y como se aprecia en el vídeo que acompaña a estas líneas, los diputados de Vox han estado golpeando la bancada cada vez que uno de los diputados presos u otro parlamentario independentista acataba la Constitución.

Las fórmulas de acatamiento a la Constitución elegidas por los diputados independentistas y, en especial, por los parlamentarios en prisión preventiva también ha causado el primer encontronazo de la legislatura entre la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y el líder de Cs, Albert Rivera.

 

Albert Rivera ha pedido la palabra para reprochar a Batet que hubiera permitido esta situación y que se hubiera "insultado al decoro" de la Cámara. "Se ha permitido que se hable de presos políticos en una democracia. Aquí no hay presos políticos, hay justicia: le pido que actúe para parar este tipo de actuaciones", ha proclamado.