El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha garantizado en una carta desde la cárcel que aunque el PSOE les ha "ninguneado" y les trata como "un adversario a batir", no bloquearán una eventual investidura de Pedro Sánchez con el apoyo de Podemos ni favorecerán un Gobierno "bendecido por el IBEX".

En la carta, difundida por ERC, Junqueras se refiere a la fallida investidura del líder del PSOE, al no fructificar su acuerdo de Gobierno de coalición con Podemos, y asegura que aunque los socialistas les quieren "arrinconar" y les han "ninguneado" y "provocado", porque les quieren "enfadados, irritados y aislados", y los republicanos seguirán con la "mano tendida, pase lo que pase".

"Me siento muy orgulloso de la madurez y responsabilidad que hemos exhibido republicanos catalanes y vascos. No era fácil, nos empujaban a votar con la derecha extrema. Y no hemos caído en la trampa", señala Junqueras, en prisión preventiva en la cárcel barcelonesa de Lledoners a la espera de la sentencia del Tribunal Supremo tras el juicio por rebelión a la cúpula del procés.

Junqueras admite que en la actual coyuntura política no se puede esperar un Gobierno "valiente, dispuesto a afrontar un diálogo político razonable", por lo que ERC se centra en "gestionar el escenario menos adverso", con la premisa de ser "irreductibles" en contra de la constitución de un ejecutivo de "derecha extrema".

"Este PSOE no evidencia, ni remotamente, la valentía imprescindible para iniciar un diálogo verdadero entre iguales", lamenta Junqueras, que recrimina al partido de Sánchez que "con sus gestos y decisiones" ha demostrado que tiene a ERC como un "adversario a batir".

Junqueras indica que las actuales circunstancias "no son fáciles para nadie" y vaticina que en Madrid únicamente hay dos escenarios posibles: un Gobierno de PSOE y Podemos o un Gobierno de PSOE en solitario con la abstención de Ciudadanos.

"No será el republicanismo catalán quien favorecerá un Gobierno bendecido por un IBEX que ha dejado muy claro, por activa y por pasiva, que su escenario es un pacto del PSOE con la derecha", afirma Junqueras, que promete que ERC "no regalará excusas" para impedir un diálogo "claro y sincero" ni bloquearán el diálogo "ante los ojos de Europa".

"No nos equivoquemos: el PSOE no desea que Pedro Sánchez sea investido con los votos de Podemos y con la abstención de los republicanos catalanes y vascos. En ningún caso este escenario ha sido su prioridad, ni remotamente", sostiene el líder de ERC, que afea a los socialistas que pongan en riesgo las actuales mayorías en el Congreso, que impiden un Gobierno de la "derecha extrema", especulando con ir de nuevo a elecciones.