Tercera noche de protestas violentas en Barcelona. La Gran Vía de la capital catalana ha quedado prácticamente bloqueada con contenedores ardiendo a modo de barricada e incluso algunos coches han terminado envueltos en llamas.

El exvicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras, condenado por el procés, ha escrito un tuit en el que dice que "este país es fruto de las luchas sociales, un país que costó mucho construir y coser".

De esta manera expresaba su condena a los grupos violentos que arman barricadas y se enfrentan a los Mossos en las protestas de estos días en Barcelona: "Necesitamos la república y nos necesitamos a todos y a todas. Nos necesitamos movilizados pero rechazando la violencia venga de donde venga. No nos dividirán ni caeremos en la trampa de la violencia

 

Por su parte, Carles Puigdemont, expresident de la Generalitat, ha recalcado desde su cuenta personal que los grupos violentos nunca han estado del lado del independentismo que ellos defienden: "¿Visteis a estos incendiarios escondiendo urnas o imprimiendo papeletas? Nunca estuvieron entre nosotros".

"Derrotamos el Estado sin piedra, sin fuego, sin destrozo. No necesitamos la violencia para ganar, la necesita el Estado para derrotarnos. Serenidad, movilización y no violencia", pedía en el mensaje.

 

Roger Torrent, presidente del Parlament de Cataluña, también se ha manifestado a través de su perfil de Twitter para dejar claro que "hay hechos que no nos representan": "Nuestro deber es aislar cualquier comportamiento violento". Una idea que ya expresaba el conseller de Interior de Cataluña, Miquel Buch, que ha hecho un llamamiento a "aislar" a las personas violentas que se manifiestan en contra de la sentencia del procés.

"No se pueden permitir abusos y agresiones policiales. Pero también tenemos que proteger el carácter cívico y pacífico de las movilizaciones. Siempre y en todo".

 

Por su parte, Meritxell Budó, consellera de Presidencia y portavoz del Govern catalán, asegura que los disturbios en Barcelona son "intolerables": "El movimiento independentista es pacífico", ha declarado.

Budó ha asegurado que las imágenes de los altercados en Barcelona este miércoles por la noche contra la sentencia del 1-O son "intolerables".

"Imágenes como estas son intolerables. Sin paliativos ni excusas. El movimiento independentista es pacífico y democrático y no hay razones que los justifiquen", ha dicho en un mensaje en Twitter.

 

También Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso, ha criticado la violencia de algunos manifestantes, asegurando que no se trata de "desobediencia policial". Al mismo tiempo ha aprovechado para condenar algunas de las actuaciones policiales: "No es una actuación policial. Es una salvajada".

 

Sánchez pide a Torra que condene la violencia

Mientras varios políticos independentistas han hecho una condena pública a las manifestaciones violentas, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha evitado pronunciarse en todo momento. Hasta en tres ocasiones le ha preguntado una periodista de laSexta, sin obtener respuesta.

En una serie de mensajes el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha pedido a Torra que condesase la violencia: "Hago un llamamiento al presidente de la Generalitat. Él y su Gobierno tienen el deber político y moral de condenar el uso de la violencia. Sin excusas, con la máxima claridad y determinación. Ningún gobernante puede camuflar su fracaso detrás cortinas de humo y de fuego".