El 21 de junio todo el territorio nacional podrá abandonar el plan de desescalada y afrontar la situación de nueva normalidad. Y es que, la última prórroga del estado de alarma, aprobada el 3 de junio, llegará a su fin en 9 días.

El estado de alarma es "el único instrumento", ha explicado Salvador Illa, para restringir la movilidad de la población, aunque las autoridades autonómicas establezcan otras restricciones. Por ello, todos los ciudadanos podrán moverse libremente por todo el territorio a partir de esa fecha.

Salamanca, Ávila, Segovia, Soria, Madrid y parte de Lleida y Barcelona llegarán a esta fecha aún en la fase 2 o estrenando la fase 3. Sin embargo, los presidentes autonómicos podrán decidir si acceden directamente a la nueva normalidad o mantienen restricciones de algún tipo.

Al respecto, el ministro de Sanidad ha asegurado en la rueda de prensa de este viernes que el Ejecutivo considera "que se dan las condiciones epidemiológicas para que así sea" porque sino, lo hubiera "hecho de otra forma". No obstante, ha insistido en que los líderes territoriales podrán establecer las restricciones que consideren.

¿Qué ocurre con las CCAA que ya están en fase 3?

A partir de este lunes 15 de junio, la mayoría de las CCAA entran en fase 3 de la desescalada, momento en el que las autonomías ya pueden decidir sobre la libre circulación entre ellas y el paso a la nueva normalidad. De hecho, Galicia ya disfrutará de la nueva normalidad a partir del lunes.

No obstante, la ansiada movilidad entre las autonomías colindantes que ya se encuentran en esta fase tendrá que esperar un poco. La causa, los brotes de COVID-19 detectados en dos hospitales del País Vasco, que dejan ya tres muertos y 36 contagios. Estos rebrotes han provocado que los Ejecutivos cántabro y asturiano descarten la posibilidad de abrir un corredor entre Euskadi y Galicia

En el caso de la movilidad de Galicia con Asturias ha pesado más la discrepancia entre el Principado y la Xunta sobre la posibilidad de levantar el estado de alarma a partir del lunes, algo que rechaza el Ejecutivo asturiano. Por su parte, Navarra y La Rioja han decidido no levantar las restricciones por el momento.