El coronel Diego Pérez de los Cobos no podía informar al Ministerio del Interior de la investigación sobre la manifestación del 8M en Madrid. No podía por orden de la jueza del caso, Carmen Rodríguez-Medel, que recuerda que la Policía Judicial de la Guardia Civil tiene "orden expresa" de mantener el secreto de las actuaciones.

La magistrada llama la atención sobre este asunto tras las informaciones que apuntan a que el cese del ya ex jefe de la Guardia Civil de Madrid pudo deberse a que no informó a sus superiores en el Ministerio de las investigaciones sobre el delegado del Gobierno en Madrid por autorizar la manifestación del 8M.

Oficialmente, Grande-Marlaska ha cesado a Pérez de los Cobos por "pérdida de confianza", pero, tanto asociaciones vinculadas con la Guardia Civil como la oposición política lo atribuyen a causas políticas.

La magistrada, en una oficio remitido este lunes al secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, y al que ha tenido acceso laSexta, recuerda a Interior que la Policía Judicial de la Guardia Civil tiene "orden expresa" de guardar "rigurosa reserva" sobre la sobre la evolución de esta investigación.

Es decir, que los agentes, incluido Pérez de los Cobos, deben guardar secreto y solo deben informarle a ella de sus averiguaciones. Y advierte que en caso de infracción, podría conllevar consecuencias penales.

Desde Moncloa aseguran que Grande-Marlaksa "nunca ha entorprecido ninguna investigación" y que a Pérez de los Cobos "nunca" se le ha exigido el contenido del informe desde el Ministerio.

El Ministerio de Interior ha cesado al jefe de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos, debido a una "pérdida de confianza" y un "descontento por sus últimas actuaciones", según ha podido confirmar laSexta.