El juez Adolfo Carretero ha ordenado el embargo de todos los bienes de Alberto Luceño, uno de los comisionistas investigados por el 'caso mascarillas', pero no ha podido embargar ni todo el dinero ni todos los bienes que Luceño compró con las comisiones.

El juez buscaba los casi 5 millones de euros que el empresario había cobrado en comisiones por la compra de material sanitario para el Ayuntamiento de Madrid en un momento crítico de la pandemia de coronavirus, pero lo que tiene en sus cuentas no cubre la fianza que reclama la Fiscalía.

En las tres cuentas que tiene apenas supera los 130.00 euros. La Justicia ha bloqueado estas tres cuentas corrientes y cinco tarjetas bancarias.

Además, el juez Carretero tampoco ha podido embargar tres de los coches de lujo que se compró porque ya los ha vendido.

Por otro lado, ha iniciado los tramites para el embargo de la vivienda de más de un millón de euros que se compró en Pozuelo de Alarcón.

Con estos datos, se puede concluir que Luceño podría haber cometido, al igual que se sospecha de Luis Medina, también un delito de alzamiento de bienes.