El juez que investiga el conocido como 'caso Villarejo' en la Audiencia Nacional ha imputado al empresario Javier López Madrid por presuntamente contratar los servicios del excomisario para hostigar a la doctora Elisa Pinto, que ya tiene abierta otra causa contra ellos en un juzgado de Madrid por acoso, amenazas y lesiones.

En el marco de la pieza número 24 del caso, abierta el pasado mes de enero, y a petición de la Fiscalía, el magistrado Manuel García Castellón cita a declarar en calidad de investigados a López Madrid, yerno del expresidente de OHL Juan Miguel Villar Mir; al propio José Villarejo y al socio, de este; Rafael Redondo, por un presunto delito de cohecho.

Esta pieza separada del caso Villarejo no investiga el presunto apuñalamiento, el acoso o las amenazas a la doctora, sino que se centra en la supuesta contratación del excomisario cuando aún estaba en activo para impedir que denunciase a López Madrid por acoso sexual, y cuando lo hizo, desacreditar a la denunciante.

Según reza el auto, al que ha tenido acceso laSexta, López Madrid habría contratado los servicios del entonces comisario "para fines privados", en particular, para "hostigar" a Elisa Pinto, impedir que le denunciase y, una vez le hubo denunciado, "poner a su disposición particular todos los resortes policiales necesarios para desacreditar a la denunciante".

Considera el juez que las diligencias practicadas hasta ahora corroboran "el carácter lucrativo de la actividad delictiva" del excomisario, "fiel reflejo de la corrupción que desde hace años habría infectado a un grupo de funcionarios" de la Policía. En este contexto enmarca su presunta contratación por parte de López Madrid, uno de los "proyectos de 'gestión de crisis'" del comisario.

Los audios de Villarejo que señalan a López Madrid

Además, el auto recuerda que la Policía intervino a Villarejo documentación relacionada con el caso de la doctora Pinto, incluyendo documentos relativos al propio proceso judicial, notas informativas, artículos de prensa y audios en los que intervenían Pinto y López Madrid, entre otras personas. Asimismo, la agenda del comisario incluía diversas anotaciones al respecto.

Asimismo, el juez alude a los archivos de audio en los que Villarejo habla sobre el presunto apuñalamiento de la doctora Pinto. En esas conversaciones, grabadas por él mismo, el comisario "hace expresas referencias a la contratación con el cliente Javier López Madrid", que es precisamente el objeto de la investigación en esta pieza.

Así, en una conversación con fecha del 26 de enero de 2017, el comisario dice que reclamará dinero a López Madrid como compensación por su actuación con la doctora Pinto. En ese audio -cuya transcripción recoge el juez en su auto-, asegura: "Cuando termine todo, cuando le meta la querella a la pava esta y a todos los que le han ayudado y tal y cual, hablaré con él, con Javierito... ponme un poquito de pasta, porque me has metido en un 'embolao'". "Le voy a decir, chiquitín, daños y perjuicios", agrega.

Por todo ello, el juez concluye que las diligencias interesadas por la Fiscalía son "útiles, necesarias y pertinentes" y las admite para "esclarecer si realmente se produjo el encargo" de López Madrid a Villarejo "y en qué pudo consistir".