El juez Manuel García Castellón ha acordado suspender la declaración de Corinna Larsen prevista para el 8 de septiembre y trasladar su comparecencia, en calidad de investigada, a una nueva fecha: el 28 de septiembre a las 10:00 horas.

Además, el magistrado no ve justificado que la declaración se realice por videoconferencia, desde el despacho de los abogados de la empresaria alemana en Reino Unido ni que se realice fuera de España.

Así lo recoge en un auto, al que ha tenido acceso laSexta, en el que apunta que las dificultades para tramitar la solicitud de cooperación internacional y la exigencia de acceso a las actuaciones por parte de la defensa impiden mantener como fecha de la declaración el 8 de septiembre.

Por ello, suspende la declaración y cita a Corinna el 28 de septiembre, fecha que "entiende adecuada para que la defensa pueda estudiar el procedimiento en condiciones que permitan el pleno ejercicio de su derecho de defensa".

Por otra parte, el magistrado no identifica "motivos sustanciales" que "justifiquen que la declaración se realice desde el despacho de sus abogados en Londres". Argumenta el juez que la defensa no ha alegado razones de seguridad u orden público, por lo que la convoca de forma presencial ante el juzgado.

La declaración presencial, en el aire por el coronavirus

No obstante, el juez apostilla que, habida cuenta de la situación sanitaria del coronavirus y las posibles restricciones a la movilidad que esta pueda generar, la investigada podría alegar razones de salud u orden público. En ese caso, propone desplazarse él a Reino Unido y que la declaración sea en la embajada de España

En ese ese caso, apunta, "se valoraría la oportunidad de la realización de la declaración por medio de videoconferencia", aunque sería, "en todo caso, en lugar distinto al despacho de abogados de la investigada". En este sentido, propone desplazarse él a Reino Unido y que la declaración sea en la embajada de España allí.

Imputación en la pieza 'Carol'

García Castellón imputó a la examiga de Juan Carlos I y la citó para declarar en la pieza que investiga las grabaciones de las conversaciones que mantuvo con el excomisario José Manuel Villarejo, en las que esta hablaba de las cuentas del rey emérito Juan Carlos I en Suiza.

El magistrado de la Audiencia Nacional acordó la reapertura de esta pieza, denominada 'Carol', y que es la número 5 del 'caso Villarejo', y también llamó a declarar en septiembre como imputados al propio excomisario, a su socio Rafael Redondo y al expresidente de Telefónica Juan Villalonga.