Iñaki Urdangarín disfrutará de un permiso de cuatro días en Navidad. El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Valladolid se lo ha autorizado tras el visto bueno de la Junta de Tratamiento de la prisión de Brieva, en Ávila, en la que cumple condena.

Tampoco la Fiscalía se ha opuesto a la propuesta de Instituciones Penitenciarias por considerar que se dan los requisitos legales para que el recluso, clasificado en segundo grado, disfrute de su primer permiso una vez cumplida una cuarta parte de su condena.

En su resolución, el magistrado remite a un artículo de la Ley Penitenciaria que establece que "se podrán conceder, como preparación para la vida en libertad, permisos de salida de hasta siete días de duración con un máximo de treinta seis días por año a los internos de segundo grado".

El juez concluye que Urdangarin cumple con los requisitos para acceder a este permiso

Además, ha señalado que la concesión de tal permiso "exige informe del Equipo Técnico y, en todo caso, que -el recluso- haya extinguido la cuarta parte de la condena y no observen mala conducta".

En este sentido, el juez ha concluido que en el caso de Urdangarin "concurren todos los requisitos exigidos, por lo que procede autorizar el permiso con las condiciones que constan en la propuesta" formulada por la Junta de Tratamiento de la prisión.

Desde el pasado mes de septiembre Urdangarin, que fue condenado por la Audiencia Provincial de Palma a cinco años y diez meses de cárcel por el caso Nóos, puede salir de la cárcel dos días a la semana con un tiempo máximo de ocho horas al día para realizar tareas de voluntariado, medida con la que se pretende evitar la desocialización que comporta la soledad del interno en el centro penitenciario.

Al respecto de estas labores de voluntariado, el magistrado tiene pendiente resolver la solicitud del recluso para ampliar de dos a tres días estas salidas autorizadas.