El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha acusado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de "despreciar a Andalucía" por haber ofrecido el puerto de Algeciras, en Cádiz, para desembarcar a los 107 migrantes a bordo del Open Arms.

"El nombramiento del presidente de la autoridad portuaria corresponde al gobierno andaluz", ha explicado Moreno. Por eso, asegura, cuando llega un barco de estas características se necesita una movilización del servicio de emergencias, servicios sanitarios y servicios sociales, por lo que lo "mínimo" que tiene que hacer el presidente de la nación es actuar de una manera "leal desde el punto de vista institucional con el Gobierno de Andalucía" y, sobre todo, "con un nivel de coordinación".

Aunque en rueda de prensa ha señalado que Sánchez "no nos tiene que pedir permiso", sí ha recalcado que, o bien el presidente en funciones o bien la vicepresidenta, "tendrían que haber hecho una llamada para tener un principio de coordinación y cortesía institucional que ha faltado por parte del Gobierno de Sánchez".

En esta línea, a través de su Twitter, Moreno defendía que "Andalucía es tierra solidaria y de acogida y, además, tiene dignidad". Y apuntaba a la necesidad de "coordinación y respeto" entre el Gobierno central y el autonómico a la hora de tratar estas cuestiones.