Ingeniero aeronáutico, doctor en Economía, exministro y expresidente del Parlamento Europeo. Nada de eso consiguió evitar que a Josep Borrell le estafase un chiringuito financiero online. Borrell lo ha confirmado a laSexta Noticias: 150.000 euros invertidos en una página web de la que ya no queda rastro.

Se llamaba ConsorFX y empezó a operar en octubre de 2014. En el encabezado figuraban los logos de los principales índices bursátiles y, supuestamente, estaba respaldado por dos grandes bancos; Northwestern Bank y Commerzbank.

El chiringuito decía operar desde la City londinense. Pero según ha relatado el propio Borrell a El Confidencial, él contactaba a través de un número de París. Todo fue bien durante un año, hasta que dejaron de responder a los correos y a no coger el teléfono. El chiringuito y el dinero se habían evaporado.

Solo en 2015, los reguladores europeos descubrieron 250 chiringuitos financieros, 38 de operaban desde España, donde las alertas de la CNMV se dispararon un 65% respecto al año anterior.