José Luis Ábalos, número tres del PSOE, repite como ministro y se pone al frente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda urbana en el nuevo Gobierno. Para la nueva legislatura el departamento, anteriormente conocido como Ministerio de Fomento, adquiere esta nomenclatura.

El cambio de nombre se incluyó en el programa electoral del PSOE. Se trata de una reorientación de las políticas de infraestructuras del país. Se incorpora la Agenda Urbana a la cartera de Ábalos, siguiendo las recomendaciones de la ONU y Europa, que mantiene las competencias de vivienda, pero yendo más allá.

La vivienda y la movilidad, prioritarias

En esta nueva legislatura, la situación de la vivienda y la regulación del alquiler en España se convierten en una prioridad. Así, el acuerdo programático entre PSOE y Unidas Podemos contempla el impulso de las medidas normativas necesarias para "poner techo" a las subidas "abusivas" de los precios de alquiler.

Para ello, el nuevo Gobierno habilitará a las CCAA y a los ayuntamientos para que, a partir del Sistema Estatal de Índices de Referencia de Precios del Alquiler de Vivienda que está desarrollando el ministerio, puedan establecer su índice de precios de acuerdo a una metodología objetiva y sujeto a revisión periódica.

Ábalos también tendrá que poner en marcha una Ley de Movilidad Sostenible y financiación del transporte público, poniendo especial énfasis en la sostenibilidad económica de las áreas metropolitanas de las grandes ciudades.

Con respecto a las infraestructuras, Fomento ha asumido finalmente la concesión de la autopista AP-7, gratuita desde el 1 de enero, y planteada como una de las grandes reivindicaciones históricas de la Comunitat. Ábalos lo celebró como un "hito histórico" que "cambiará la filosofía" de la autopistas.

La intención del Gobierno progresista es invertir 21 millones en la conservación de la carretera a su paso por la Comunitat Valenciana, y cerca de 30 millones contando Tarragona. De este modo, el presupuesto de conservación crecerá un 38%.

Además, el ministerio ha licitado 19 contratos de conservación y obras en carreteras y túneles de hasta 15 provincias por valor de 341,81 millones de euros.

En materia ferroviaria, Renfe pondrá en marcha AVLO, su AVE 'low cost', a partir del 6 de abril de 2020. El tren, un Talgo Serie 112, operará en la línea Madrid-Zaragoza-Barcelona y a su presentación también acudió el ministro Ábalos.

La compañía, en estos últimos días, también ha negado que se vayan a sustituir los actuales servicios de AVE en León, y que sus actuales circulaciones de Alta Velocidad entre León y Madrid vayan a sufrir modificación alguna.

Por otra parte, y como condición para apoyar la investidura de Sánchez, Teruel Existe ha logrado evitar el cierre de taquillas de Renfe en estaciones con poca afluencia. Las taquillas para vender billetes iban a ser sustituidas por máquinas de autoventa a partir de 2020, pero la medida ha quedado suspendida, fruto del acuerdo.

Hay más, el Ministerio impulsará el Plan de cercanías 2019-2025, y otras medidas de apoyo al transporte intermodal.

Ábalos también deberá responder a la petición de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha planteado la posibilidad de eliminar el puente aéreo Madrid-Barcelona "para reducir la contaminación".

Uno de los hombres del núcleo duro de Sánchez

Ábalos, diputado del PSOE por Valencia y una de las personas que forma parte del núcleo más cercano del presidente del Gobierno, ocupa el Ministerio de Fomento desde el 6 de junio de 2018. Maestro y consultor de Cooperación Internacional, según figura en la web del Congreso, José Luis Ábalos es el secretario General del PSPV-PSOE.

Comenzó en política en 1983 como jefe de Gabinete del Delegado del Gobierno Comunidad Valenciana. En 1988, ocupó el cargo de jefe de Gabinete del Conseller de Trabajo de la Generalitat Valenciana.

En 1992, Ábalos ocupa el puesto de asesor del Ayuntamiento de Valencia hasta 1999, año en el que se convierte en concejal del consistorio valenciano. El ahora ministro de Fomento pasa a ser diputado provincial en 2003 (y hasta 2009). Diputado de las Cortes Generales de la IX, X, XI y XII legislaturas.

Durante las tres semanas de negociaciones con ERC para lograr investir a Sánchez, unas palabras de Ábalos causaron la crisis más grave entre ambas formaciones. Sucedió durante una entrevista en TVE. "Creo que Esquerra ha renunciado a la vía unilateral [hacia la independencia de Cataluña]. Creo que sí, pero no tengo que hablar en nombre de otro", dijo el dirigente socialista.

Unas palabras que no sentaron nada bien a ERC. De hecho, se produjeron varias conversaciones durante ese día entre Adriana Lastra y Gabriel Rufián para reconducir la negociación. Finalmente, Esquerra se abstuvo para facilitar la investidura de Sánchez como presidente del Gobierno.