El portavoz de ERC, Joan Tardá, ha llamado dos veces "fascista" al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que previamente se había referido a los independentistas como "golpistas".

"Su cerrazón por desgracia nos va a abocar de nuevo a la desobediencia", ha advertido más tarde el portavoz a Sánchez en el Pleno del Congreso de los Diputados sobre Cataluña.

Tardá ha reprochado a Sánchez que no se abra a negociar el "cuándo" y las "características" de una consulta de autodeterminación y esa negativa a negociar será "su tumba política", ha augurado el diputado.

Durante su intervención en el pleno del Congreso, Tardá también ha considerado que el "juicio de la vergüenza" a los líderes del "procés" será "por extensión" un juicio al conjunto de la ciudadanía catalana y supondrá la separación definitiva emocionalmente de buena parte del pueblo de Cataluña.

Según el portavoz de ERC, ese juicio se explica por la "catalanofobia" existente, que ha convertido a los catalanes "en el enemigo interior y en el mayor signo de identidad del patriotismo español", como, a su entender, "se demostró en la campaña electoral en Andalucía".