Llevaba menos de seis meses como secretario de Estado de Economía cuando, según OkDiario, Jiménez Latorre participó en la adjudicación de un contrato por 7,2 millones de euros a Oliver Wyman, una de las consultoras del grupo para el que había trabajado más de seis años desde otra filial, NERA Economic Consulting.

En el momento más crítico para la banca española, Oliver Wyman fue una de las consultoras elegidas para analizar la solvencia de las entidades, al borde del rescate.

Pero el Tribunal de Cuentas cuestionó uno de los contratos y la forma de decidir su cuantía, por encima de los siete millones de euros. Ya entonces, el sustituto de Soria en el Banco Mundial, no sabía explicar cuánto costarían las auditorías.

El Ministerio de Economía argumenta que Jiménez Latorre no tuvo relación con Oliver Wyman, porque las empresas del grupo son independientes.