Javier Cercas, el galardonado Premio Planeta 2019 con 'Terra Alta', ha sido protagonista estos últimos días por una entrevista en TV3. El sábado pasado acudió al ente público catalán a promocionar su nueva novela 'Independencia' y, tras ser preguntado por el rey y su papel en el golpe de Estado de Tejero, fue duramente criticado por el nacionalismo catalán. Ante esto, el escritor ha dicho basta y ha anunciado que emprenderá acciones legales: "Si hay resquicio para llevarles a los tribunales, lo haré".

El escritor dijo en su intervención que el rey Juan Carlos I no fue el instigador del 23F, sino todo lo contrario: que lo paró. Esas palabras fueron contestadas por diputadas de JxCat como Cristina Casol: "Qué hace en TV3 un promotor del levantamiento armado, eso no es libertad de expresión, es una televisión pública que da al fascismo una posición de privilegio". La parlamentaria se refiere a un clip manipulado y sacado de contexto por parte del independentismo catalán, donde Javier Cercas decía en 2017: "Cuando la vida pública, la política, se llena de pasión, de aventuras, de emociones, como nos ha ocurrido a los catalanes en los últimos años, échate a temblar o llama a la unidad del general". El escritor se refería al teniente general de la UME, Miguel Alcañiz, quien estaba presente en el acto.

Aurora Madaula, también diputada de la formación, aseguró que "esta afirmación no se sostiene en ninguno de los trabajos históricos rigurosos sobre el 23F, todo lo contrario. Pero claro, tal vez Javier Cercas no quiere análisis sino otra cosa".

 

"Este ha sido el momento"

Ante esto, el autor, en una entrevista con Onda Cero, se ha mostrado tajante: "Esto ocurre desde hace 10 años […] Esto queda muy confinado al ámbito catalán y aflora poco, pero es mucho tiempo ya. Mi política ha sido seguir haciendo lo que hago, pero hasta aquí hemos llegado. En algún momento hay que decir basta y este ha sido el momento".

El autor ha arremetido contra la tensión generada en el territorio: "Hay un clima de acoso, intimidación, odio, guerracivilista, gente muy importante que quiere crear en Cataluña una situación similar a la de 2017. Y eso no puede ser. Esto hay que pararlo como sea. Yo lo he puesto en manos de mi abogado para ver a quién llevar a los tribunales".

Aun así, el escritor sabe de la dificultad de enjuiciar a quienes le acosan y opinan sobre su trabajo: "España es una democracia plena, por mucho que otros quieran decir que no, y existe la libertad de expresión. Y protege a todos aquellos que me llaman criminal de guerra o fascista. Y yo celebro que los proteja, pero si hay algún resquicio para llevarlos a los tribunales, lo haré".