Los seis diputados de Izquierda Unida en el Congreso se han reunido antes de la investidura de Pedro Sánchez para analizar la situación a la que se enfrenta Unidas Podemos y decidir su voto. Por el momento, han optado por la abstención en la segunda votación y están ejerciendo de mediador entre Podemos y el PSOE para salvar el acuerdo.

Los miembros del equipo de Alberto Garzón se han mostrado molestos por las decisiones que está tomando Podemos ante las negociaciones con el PSOE; y en la noche de este miércoles, a horas antes de la investidura, el líder de Izquierda Unida habló con Pedro Sánchez para conocer más información sobre la situación.

De momento, se mantiene la presión interna entre los miembros del grupo de Unidas Podemos, que discrepan en cuanto a la gestión de las negociaciones.

Por su parte, Gabriel Rufián ha asegurado tras su rueda de prensa que ha hablado con José Luis Ábalos y Alberto Garzón, pero Pablo Iglesias no le ha cogido el teléfono. Esquerra Republicana, que votó 'no' en la primera sesión, se abstendrá en esta votación.

A pocas horas de esta votación, Unidas Podemos ha lanzado una contraoferta pidiendo una vicepresidencia social y los Ministerios de Sanidad y Consumo, Trabajo y Ciencia. Una proposición que el PSOE ha rechazado, manteniendo la última que hizo tras la reunión entre Carmen Calvo y Pablo Echenique: Vicepresidencia y los ministerios de Vivienda e Infancia y Juventud.