Izquierda Unida ha avisado de que convertir la invasión de Ucrania en motivo de ruptura del Gobierno de coalición sería un desastre para la izquierda.

En un artículo de la revista que dirige Alberto Garzón, se especifica que "lo más probable sería un acusado retroceso de Unidas Podemos que llevaría al espacio a un punto de no retorno".

La formación asume además que, ante una hipotética convocatoria electoral, Yolanda Díaz podría rechazar encabezar una candidatura conjunta. Porque la vicepresidenta del Gobierno ha mostrado su apoyo al presidente del Gobierno y la decisión del envío de armas.

En el artículo justifican ese posible paso atrás así: "Es probable que se encuentre en estos momentos sufriendo un momento de asfixia por parte de las fuerzas políticas que forman el espacio y cuyas presiones reducen su margen de intervención".

Deslizan que Sánchez podría ver ahora una buena oportunidad electoral, así que exigen a los dirigentes "responsabilidad" por las consecuencias que tendría. Asumen que "este debilitamiento abriría dos posibilidades: gran coalición o un gobierno de derecha con extrema derecha".

Eso, pese a que consideran que el rechazo al envío de armas es con casi toda seguridad la opción más razonable y que Sánchez cambió de posición por un cambio electoralista.

En Podemos insisten en que la única opción es el "diálogo, la negociación y paz", y se refieren al PSOE como "los partidos de la guerra". Añadena además de que podría haberse hecho más en la vía diplomática.

De hecho, la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, ha impulsado un movimiento europeo por la paz con figuras europeas, como Jean-Luc Mélenchon o Jeremy Corbyn.