Después de que la Fiscalía haya pedido la imputación de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, Isabel Díaz Ayuso ha dicho que sus nexos con ellas eran como el de "cualquier militante". "No reniego de nadie pero no tengo que reivindicar nada", ha añadido.

Sin embargo, la realidad es que la ahora candidata a presidir la Comunidad de Madrid sí tuvo un vínculo directo con Esperanza Aguirre.

Ayuso no sólo aparece en las conversaciones de Púnica, estuvo a la sombra de Aguirre. Trabajó hace una década en la fundación público-privada 'Madrid Network', creada durante la legislatura de Aguirre.

Uno de los conocidos como chiringuitos regado con subvenciones públicas. Según El País, Ayuso cobró 4.200 euros netos al mes.

Ayuso era la responsable del Twitter de Esperanza Aguirre

En paralelo llevaba la cuenta de Twitter de Aguirre y parte de la comunicación del Partido Popular.

No es el único frente que tiene abierto, la oposición asegura que el Gobierno en funciones de la Comunidad de Madrid se niega a facilitar datos de 'AvalMadrid', en el punto de mira por el polémico préstamo a una empresa en la que tenía participación el padre de Ayuso ya fallecido.

"A los madrileños no les conceden préstamos imposibles. Es normal que sólo te pase en casos cercanos al PP", denunciaba en junio Íñigo Errejón, candidato de Más Madrid a la Comunidad de Madrid. "Aparece su nombre y usted, Díaz Ayuso, no ha dado explicaciones", le decía Isabel Serra, candidata de Unidas Podemos.

Según Infolibre 'AvalMadrid' concedió un préstamo de 400.000 euros en 2011 a 'Infortécnica', del que la garantía hipotecaria principal era una nave de su progenitor valorada en tan sólo 213.000 euros.

"Escarbar en cómo arruinaron a mi familia para atacarme es un ejercicio absurdo", denunciaba Ayuso.

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid habría aceptado un local de oficinas de 180 metros cuadrados de la empresa de su padre. Según Infolibre debe de esas oficinas cinco años de IBI al Ayuntamiento de Madrid. Fuentes del PP aseguran a laSexta que Ayuso cree que no se está respetando la memoria de su padre fallecido.