Isabel Serra, portavoz de Podemos, ha anunciado que abandonará la Asamblea de Madrid y dejará, por lo tanto, de ser diputada de la formación morada en la próxima legislatura, que empieza este próximo martes.

Así lo ha anunciado la representante en un vídeo publicado en sus redes sociales, en el que asegura haber decidido que "es el momento de pasar a una nueva etapa", aunque incide en que seguirá aportando a su partido "desde otras responsabilidades en Podemos a nivel estatal", de la mano de Ione Belarra, destinada a liderar el proyecto a nivel de partido.

En este sentido, según indican fuentes de Unidas Podemos a laSexta, Serra ocupará algún puesto orgánico en la organización, pero este, indican, "aún está por definirse". En cualquier caso, será una decisión que no se demorará, ya que estas mismas fuentes resaltan que su nuevo cargo será concretado en el Consejo Ciudadano de este fin de semana.

 

En su mensaje, Serra hace mención a la sentencia que la condenó a 19 meses de prisión y a 2.000 euros de multa por su intervención en unas manifestaciones contra un desahucio en Lavapiés en 2014. En sus palabras, "una persecución" que vive "desde hace tiempo", pero que no tienen que ver con esta nueva decisión.

"No es la razón principal. Voy a seguir en Podemos, pero es cierto que independientemente de la respuesta que reciba por parte del Supremo en los próximos días, el daño ya está hecho", ha expresado, y concluye: "A pesar de esto, sigo. Quiero seguir aplicando mi esfuerzo para avanzar hacia la justicia social".

Con su salida de la Asamblea de Madrid, (acompañada de la renuncia de Pablo Iglesias, cabeza de lista en las pasadas elecciones del 4 de mayo), ahora ocupa el puesto número 1 del partido en la región Vanessa Lillo (IU), anterior número 3, quien protagonizó un polémico audio en el que mostraba su desacuerdo con la estrategia seguida en la campaña.