La Policía Local de El Vendrell (Tarragona) investiga una concentración pública de unas 50 personas en el municipio mientras un imán realizaba una llamada a la oración en la vía pública, pese a estar prohibida por el confinamiento por el COVID-19.

Fuentes municipales han explicado que la asociación que organizó la llamada a la oración pidió a los fieles que siguieran la plegaria desde casa, pero que, a pesar de ello, unas 50 personas se desplazaron hasta donde el imán llamaba a la oración.

En un comunicado, el Ayuntamiento ha informado de que la concentración no estaba autorizada, y que se han abierto diligencias municipales "para investigar y sancionar los hechos". Además, ha expresado que desde el Ayuntamiento de El Vendrell lamentan y comprenden "el enfado de conciudadanos y conciudadanas que de forma ejemplar están respetando el confinamiento".

 

Por su parte, la Policía Local de El Vendrell, ha indicado en Twitter que "se ha levantado acta de los hechos e identificado el organizador". "Estamos trabajando con las imágenes para identificar las personas y proceder en consecuencia", han afirmado, destacando el hecho de que "no era un acto autorizado".