La directora general de Salud Pública de las Islas Baleares, Maria Àntonia Font, ha sido citada a declarar como investigada por los delitos de detención ilegal y prevaricación, según fuentes jurídicas a laSexta.

Todo tras haber ordenado el confinamiento de más de 200 jóvenes involucrados en un macrobrote de coronavirus en Mallorca. De entre los grupos de estudiantes que viajaron a la isla para celebrar el fin de curso se detectaron más de 2.100 positivos en diferentes comunidades autónomas.

La querella fue presentada por la madre de uno de los estudiantes que fueron confinados en el hotel COVID de la isla, en el que a los viajeros que daban positivo en las pruebas de coronavirus se les permitía pasar la cuarentena y al resto de posibles sospechosos y contactos estrechos se les hacían PCR (con los gastos de la estancia cubiertos por el Govern balear).

En dicha querella, que ha sido admitida a trámite por la jueza encargada del caso, la denunciante defendía que los alumnos habían sido "secuestrados por una decisión administrativa ilegal".

Ahora, según la providencia a la que ha accedido laSexta, la responsable de la decisión de confinarlos deberá declarar en condición de investigada el próximo siete de septiembre. La medida no escapó de la polémica, sobre todo porque muchos de los alumnos en cuarentena empezaron a expresar su malestar en los medios de comunicación y a través de los balcones y se resistían a dar por finalizadas sus vacaciones.

El Govern defiende las actuaciones

El Govern no ha tardado en emitir un comunicado respaldando y defendiendo las actuaciones de la directora de Salud Pública, considerándolas "oportunas" para controlar los contagios que crecían de manera masiva a raíz de los viajes de estudiantes de la Península.

"El Gobierno considera que la actuación fue proporcionada y siempre atendiendo a un criterio fundamental para esta Administración: la defensa y protección de la población", describen en su texto.

Además, hacen alusión al gran volumen de casos detectados en los días siguientes al confinamiento, lo que "reafirma" que se tomaron las actuaciones oportunas, según el Ejecutivo.

Con todo, transmite su "respeto por todas las actuaciones del poder judicial" y reitera que está a disposición de cualquier requerimiento por parte de los tribunales.

¿Cómo sucedió el macrobrote?

El origen de este macrobrote que dejó miles de contagios en más de una decena de comunidades autónomas se originó en varias fiestas y un macro concierto. Finalmente, el Govern permitió que todos aquellos que no habían dado positivo en las pruebas de COVID-19 pudiesen regresar a sus territorios.

Para ello, y contando con la colaboración del Ministerio de Sanidad y de algunas de las comunidades autónomas implicadas, el Ejecutivo balear fletó un barco en el que los jóvenes pudieron llegar a la península completamente aislados del resto de pasajeros.

Una vez llegados al Puerto de Valencia, muchos de ellos fueron trasladados hasta sus regiones en autobuses, algunos después de pasar una nueva PCR.