Eran poco más de las 12 de la mañana cuando Pablo Iglesias anunciaba el bombazo: abandonaba el Gobierno de coalición para hacer frente a Díaz Ayuso en las elecciones autonómicas como candidato. laSexta ha conocido cómo se fraguó esta jugada inesperada de Unidas Podemos que ha roto todos los esquemas del tablero madrileño.

Según ha podido saber laSexta, este golpe de efecto fue decidido tras saberse que Ángel Gabilondo iba a ser el candidato del PSOE a la Asamblea. La idea de presentarse se le ocurrió antes de que Gabilondo fuese elegido, pero tras el anuncio de los socialistas, vio clara la estrategia.

Pablo Iglesias ya tenía tomada la decisión de que no volvería a presentarse como candidato a unas elecciones generales, aunque desde hacía tiempo tenía dos interrogantes rondando su cabeza: ¿Cómo sería su salida? ¿Cómo iban a sucederle?

Todo el mundo señalaba a Irene Montero como la mujer que heredaría la dirección del partido, pero Iglesias y la ministra de Igualdad lo tenían claro y estaban de acuerdo: Yolanda Díaz era la mejor candidata para dirigir Unidas Podemos. De hecho, el aún vicepresidente ha lanzado mensajes en este sentido en público y en privado, aunque no lo había hecho de manera formal.

Pero el momento clave para llevar a cabo su plan fue el terremoto político en Murcia. Iglesias vio una oportunidad única para dar este giro de guion: su salida de la política nacional ocurriría cuando él lo decidiera, sin que se viera marcada por una decisión de Pedro Sánchez con una convocatoria de elecciones o una ruptura de la coalición.

La jugada también era perfecta para Yolanda Díaz: Iglesias la dejaba colocada por la vía de los hechos y no daba tiempo para que se abrieran debates internos en el partido ni para que ella misma se lo pueda pensar demasiado.

Bombazo en el Ministerio de Trabajo

Pablo Iglesias y Yolanda Díaz, que no se habían visto durante el fin de semana, estuvieron hablando largo y tendido este lunes durante el mediodía y la tarde. La decisión de que la ministra tomara las riendas de la vicepresidencia segunda supuso un bombazo en el Ministerio de Trabajo y es que ella tardó varias horas en reaccionar públicamente.

La decisión de Iglesias no pilló por sorpresa

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado en una entrevista en RAC 1 que la decisión de Pablo Iglesias no le "pilló por sorpresa" y ha señalado que era conocedora del movimiento que iba a realizar "desde unas horas antes": "Lo comentó con el círculo estrecho".

Colau ha calificado el movimiento como un "gesto muy fuerte" y una "muestra de liderazgo": "No es un gesto fácil y es una lectura muy inteligente".