El Gobierno de Sánchez asegura que el pasado martes trasladó por escrito las recomendaciones para cerrar todo Madrid capital en el grupo de cooperación abierto con el Ejecutivo de Díaz Ayuso. Así lo han asegurado fuentes del Ejecutivo a laSexta a raíz de las declaraciones del viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero, en las que ha asegurado que los de Sánchez no informaron sobre estas medidas -que han desatendido- en esa fecha.

Las mismas fuentes aseguran que esas recomendaciones también fueron trasladadas en todas las reuniones técnicas que hubo este jueves, aunque apuntan que el Ejecutivo de Díaz Ayuso hizo caso omiso.

Además, explican que este mismo viernes ha habido una conversación entre el jefe de gabinete de Pedro Sánchez, Iván Rendondo, y el jefe de gabinete de Díaz Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez, donde el Gobierno central ha intentado convencer a Madrid por última vez para que vayan más lejos en las medidas contra el coronavirus, aunque apuntan, "ha sido imposible". Miguel Ángel Rodríguez ha confirmado a laSexta que en esa reunión le ha comunicado a Iván Redondo que "era mala idea que hablaran de recomendaciones en público", algo que finalmente no se ha producido.

El conflicto entre el Gobierno central y el de la Comunidad de Madrid se agrava y poco a poco se va desdibujando la imagen de "cooperación" de la que presumieron Sánchez y Ayuso en una comparecencia conjunta tras la reunión en la Puerta del Sol. Un "acuerdo" que parece inexistente cinco días después.

El Ministerio de Sanidad ha contraprogramado la comparecencia de la Comunidad de Madrid para anunciar las nuevas medidas restrictivas. Misma hora y con sólo 15 minutos de antelación. Resonaban campanas de desacuerdo. En ella Salvador Illa ha explicado que las recomendaciones que ha hecho el Ministerio a la Comunidad de Madrid pasan por confinar perimetralmente toda la ciudad de Madrid y los municipios que presentan incidencias por encima de los 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Además, ha pedido que se prohíba el consumo en barra y que se limiten al 50% el aforo de las terrazas en los locales de hostelería en toda la región.

Al mismo tiempo, el Gobierno de Ayuso ha anunciado unas medidas que poco o nada tienen que ver: únicamente han añadido ocho zonas básicas de salud más a las restricciones: Orcasitas (Usera), Campo de la Paloma y Rafael Alberti (Puente de Vallecas), Artilleros (Vicálvaro), García Noblejas (Ciudad Lineal), Miguel Server y Doctor Trueta (Alcorcón) y Panaderas (Fuenlabrada).

Fuentes de la Presidencia de la Comunidad de Madrid han explicado a laSexta que "es incomprensible que el ministro pida restricciones en Madrid pero no las pida para el resto de España" y han asegurado que se trata de "una discriminación más desde el Gobierno central".

"La unidad evita contagios, salva vidas", aseguraba el lunes el presidente del Gobierno: unas palabras que cinco días después parecen más lejanas que nunca.