El Ministerio del Interior desplegará a 64.200 efectivos, entre agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, para velar por el cumplimiento de las restricciones acordadas por Sanidad y las autonomías de cara a la Semana Santa.

Así lo ha anunciado este miércoles el titular del ramo, Fernando Grande-Marlaska, tras la reunión del Consejo Interterritorial, en una comparecencia en la que ha recordado que las comunidades autónomas estarán cerradas perimetralmente hasta el 9 de abril y con toque de queda entre las 23:00 y las 06:00 horas, así como restricciones a las reuniones.

Marlaska ha recordado que estas medidas ya estaban vigentes durante el pasado fin de semana, coincidiendo con el Puente de San Juan, durante el cual -ha detallado- se realizaron más de 162.000 controles sobre personas y vehículos que resultaron en 9.539 propuestas de sanción.

De cara a los próximos festivos, el ministro ha asegurado que "este despliegue contará de nuevo con todos los efectivos necesarios para asegurar la eficacia" de las medidas frente el coronavirus, y ha anunciado el refuerzo las actuaciones para proteger a víctimas de violencia machista, personal sanitario y personas mayores.

Por otra parte, el titular de Interior ha enviado un mensaje a todos los conductores de cara a las vacaciones: "Seguimos en una situación excepcional y debemos permanecer en casa y reducir la movilidad al máximo. No cabe todavía planificar desplazamientos de largo recorrido", ha aseverado.

En este sentido, ha indicado que la DGT ha adecuado el despliegue de efectivos los "desplazamientos cortos, circunscritos a la provincia o a la comunidad autónoma" que se esperan en Semana Santa y que se han suspendido las restricciones a la circulación de vehículos pesados y especiales que normalmente se imponían en estas fechas, al considerarlas "innecesarias ante la previsible y necesaria disminución del volumen de tráfico"

Marlaska asimismo ha expresado su preocupación por la evolución de los indicadores epidemiológicos y ha reconocido que el esfuerzo "descomunal" del último año en pandemia tiene "a todos al borde del agotamiento" y ha llamado a respetar las restricciones, asegurando que Interior va a "asegurar su cumplimiento con todos los efectos y recursos que sean necesarios".

En este sentido, ha señalado que el "objetivo prioritario es salvar vidas", pero también "evitar tener que adoptar medidas más duras en el futuro para prevenir una indeseada cuarta ola de contagios".