La gestión de la crisis en la Guardia Civil por parte del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha aumentado la crispación política contra el ministro por parte de la oposición.

En plena polémica, el presidente del PP se ha reunido con representantes y asociaciones de guardias civiles. Antes, Teodoro García Egea, secretario general de la formación, aseguraba que se iban a producir más dimisiones de altos cargos.

En concreto, García Egea aseguraba que el teniente Díaz Alcantud sería el siguiente en dimitir. Un rumor que fuentes del Ministerio del Interior han desmentido a laSexta. Aseguran que esa dimisión no se ha producido ni se va a producir.

El cese pactado de ayer del teniente Santafé, según Interior, se generó en el marco de una remodelación que aseguran se empezó a gestar en enero y que sorprende en el Instituto Armadado por no haber continuado con la cadena lógica de ascensos.

También sigue sin convencer la repentina aprobación del tercer tramo de la equiparación salarial. Un anuncio que para la oposición ha sido un intento de apagar las críticas.

De quien si encuentra apoyo Grande Marlaska es de otros ministros del Gobierno, como el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, que ha asegurado que la actuación del ministro está "absolutamente ajustada a la legalidad".

De esa remodelación de la cúpula de la Guardia Civil aún falta por saber quien sustituirá a Pérez de los Cobos.