Desde que el Gobierno decretara el estado de alarma por la pandemia de coronavirus se han registrado 102.000 denuncias y 926 detenciones. Así lo ha confirmado Fernando Grande-Marlaska en una comparecencia junto a la titular de Industria, Comercio y Turismo.

En este sentido, el titular de Interior ha pedido responsabilidad y solidaridad a todos los ciudadanos, instándoles a cumplir con la orden de confinamiento para evitar que el COVID-19 siga expandiéndose y, por ende, dejando más contagiados y víctimas mortales.

Y es que, tan solo en la jornada de este martes, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han realizado 130 nuevas detenciones, así como 20.000 nuevas denuncias. Ello, en el marco de un estado de alarma, en el que solo se puede salir de casa por motivos laborales o de salud u otros casos de fuerza mayor.

Un juzgado de Tenerife ha registrado la primera sentencia en el ámbito penal

Asimismo, Grande-Marlaska ha anunciado que ya "hay condenas en el ámbito penal" por no respetar este confinamiento. Es el caso del juzgado de Santa Cruz de Tenerife, que ha registrado la primera sentencia condenatoria penal. "Los comportamientos insolidarios, aunque son de una minoría de la población, van a tener respuesta", ha apuntado al respecto el ministro.

En cuanto a la noticia de los pacientes que han huido del hospital en el que se encontraban el aislamiento, el responsable de Interior ha confirmado que se trata de tres personas que estaban ingresadas en el Hospital Universitario Severo Ochoa de Leganés y en Benidorm.

Todos estos pacientes, ha dicho el ministro, ya han sido devueltos a los centros sanitarios y se enfrentarán a las sanciones oportunas, tanto en el ámbito penal como las relacionadas con la ley del estado de alarma.

Fernando Grande-Marlaska también se ha pronunciado sobre la situación de los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs). Y es que, desde hace un tiempo algunos colectivos vienen pidiendo la liberación de los internos para evitar que se contagien. "Cada caso se estudia de manera individual. Si se observa que es imposible el retorno a su país de origen, acordamos su libertad con las garantías necesarias", ha sentenciado.