El Ministerio del Interior ha destituido al oficial de la Guardia Civil que hacía de enlace en el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) tras confirmarse que el hombre se vacunó contra el coronavirus junto al Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general Miguel Ángel Villarroya, y otros cargos militares, según han confirmado fuentes del Ministerio que dirige Fernando Grande-Marlaska.

La decisión del cese se tomó después de que Grande-Marlaska recabase información a través de la cadena de mando de la Guardia Civil. Así, el ministro del Interior firmó el cese de este teniente coronel del Mando de Operaciones tras confirmarse que este cargo de libre designación participó en la polémica vacunación.

Robles pide explicaciones al JEMAD

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha pedido explicaciones al Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) por el hecho de que se le haya administrado la vacuna frente al COVID-19 tanto a él como a otros mandos del Estado Mayor de la Defensa (EMAD).

En este sentido, Robles ha asegurado que ella no ha tomado las decisiones de a qué grupo se les administran primero las vacunas, porque desconoce "cómo se estaba desarrollando ese plan de vacunación" en el EMAD.

Mientras, fuentes oficiales del organismo han justificado que eran los siguientes en vacunarse por edad, una vez que ya se le había administrado a los sanitarios militares, en primer lugar, y a los militares que se iban a ir a una misión, en segundo, siguiendo así, según han dicho, el plan de vacunación establecido por la Subsecretaría de Defensa.

La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) ha mostrado su indignación ante este suceso y ya ha pedido explicaciones: "Es totalmente reprochable que se utilicen como privilegios el mando o el empleo por delante de las verdaderas prioridades, como han de ser las meramente sanitarias", ha manifestado.

Este malestar también lo han manifestado partidos políticos, como Compormís. Su diputado Joan Baldoví ha expresado que le parece "igual de impresentable que el último alcalde o el último personaje público que se haya vacunado".

Ximo Puig pide que dimitan los alcaldes socialistas que se vacunaron antes de tiempo

Por su parte, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha pedido que los alcaldes socialistas que se vacunaron cuando no les tocaba dimitan por ética. Además, ha afirmado que estos no deberían recibir la segunda dosis porque podría servir para inmunizar a otras personas vulnerables en menor tiempo.